Como negociar el precio de un alquiler

Este mes, de cara al año nuevo, muchos queréis cambiar de vida, de aires o de piso, y después de nuestros otros artículos sobre cómo conseguir rebajas en la compra de vivienda, automóviles o seguros, nos habéis preguntado por email como negociar el precio de un alquiler

Por ese motivo os traemos un magnifico articulo para conseguir el piso de tus sueños pagando un irrisorio precio por el alquiler ¿Piensas que es imposible? Pues te vamos a contar, como nosotros mismos hemos conseguido rebajar el alquiler de un chalet de 200 metros cuadrados con piscina particular y finca de 1.000 metros, por el que pedían 750 euros al mes. Tras las negociaciones, hemos firmado el acuerdo de alquiler por 425 euros. Una rebaja del 46% sobre el precio inicial. Así que ya sabes, si quieres saberlo todo sobre cómo negociar el precio de un alquiler, sigue leyendo.

Como negociar el precio de un alquiler

Como siempre os decimos en nuestros artículos. Antes de comenzar a buscar un piso o casa, debéis tener en cuenta factores como su localización, tamaño, etc… Nosotros siempre te recomendamos que busques la vivienda que realmente necesitas y no intentes estar por encima de tus posibilidades. A veces, un pequeño sacrificio nos puede suponer ahorrar muchísimo dinero. Una compañera de nuestra redacción acaba de comprar un piso de 60 metros cuadrados por 21.000 euros. El truco es que no tiene ascensor y es un tercer piso, pero nuestra compañera apenas tiene 28 años, así que no tiene problemas en subir y bajar.

aprende  Cómo negociar el precio de un alquiler

Igualmente, si tenemos que vivir de alquiler, debemos conocer los precios de las zonas en las que estamos interesados, el estado de las viviendas (averías, goteras, etc), el estado de los electrodomésticos, los vecinos con los que vamos a convivir, la seguridad de la zona, etc. Toda esta información es la que podremos usar después a la hora de cómo negociar el precio de un alquiler.

Por ejemplo, si cuando visitamos la vivienda, nos fijamos que la lavadora tiene 10 años y el frigorífico más de 20, ya son puntos a favor que luego deberemos usar contra el casero. Además, debemos asegurarnos de quien asumirá la reparación en caso de que esos aparatos fallen. No es el primer inquilino que se queda sin nevera y el casero no hace nada para solventar el problema. Recordar que una vivienda de alquiler debe reunir todas las condiciones mínimas de habitabilidad y el casero tiene que ser responsable de mantenerlas. En ese sentido, un contrato de alquiler claro y conciso os ayudara siempre.

Alquileres a través de agencia

Si la operación de alquiler se realiza a través de una agencia o inmobiliaria, debéis saber que os van a cobrar, pero tendréis ciertas garantías jurídicas ya que en principio la persona de la agencia que os atienda es imparcial. Digo en teoría, porque luego siempre tirara por el dueño de la vivienda, ya que sin este, su negocio no tendría sentido. No obstante, antes de firmar nada, pedir una copia y leerlo con detenimiento. Si no estáis de acuerdo con alguna clausula, pedir que se modifique o renunciar directamente a la vivienda, ya que lo que mal empieza mal acaba.

 trucos sobre Cómo negociar el precio de un alquiler

Los trucos para negociar el precio de un alquiler

La vivienda no es tan buena como parecía

Lo primero es que no note que te interesa la vivienda… Date una vuelta con él/ella mientras te explica todas las cosas que tiene su casa, y vete poniendo mala cara de vez en cuando. Que le de la sensación de que no haces más que ver fallos por todos los lados. De hecho, si te puedes ir con alguien que te diga cosas como “a mí el que hemos visto antes me gustaba más, aunque es verdad que este está más cerca”. De esa manera, el casero vera que tienes más opciones.

Conviértete en el inquilino de sus sueños

Tampoco seamos tontos, el casero también tendrá más interesados en el piso, así que debéis ser el inquilino de más valor. O al menos parecerlo. ¿Qué significa ser el inquilino de más valor? Pues sencillo… si trabajas en un banco y llevas 10 años fijo, será mejor que si eres un flautista freelance que trabaja en el teatro. Hoy en día, un casero con dos dedos de frente os pedirá una nomina e incluso un aval bancario.

La seguridad de pago tiene un precio

Ahora yo os pregunto lo siguiente ¿Por qué lo hace? Pues clarísimo, para tener seguridad… y yo os vuelvo a preguntar ¿Qué precio tiene esa seguridad? Una de las primeras cosas que yo le dije a mi casero, fue precisamente que la seguridad de que yo nunca le iba dejar de pagar tenía un precio, y ese precio era una rebaja en la cuota mensual. Que si no le interesaba, siempre se lo podría alquilar a una familia con hijos y si luego no le pagaban, que se fuese olvidando de su piso durante años. ¿Sabéis como están las leyes sobre dejar desamparada a una familia con hijos? Informaros un poco… y vais a alucinar.

Si Dios quiere, con el ofrecimiento de una alta seguridad en el pago del alquiler, podréis conseguir una rebaja entorno al 10%-15% sobre la cuota inicial. Vamos a poner de ejemplo un piso a las afueras de Madrid, en San Diego, donde los pisos rondan los 700 euros al mes para 60 metros y 2 habitaciones.

Portales inmobiliarios ¿Si o no?

Si buscáis en algún portal inmobiliario, podréis ver que muchos de los anuncios son a través de agencias. ¿Cómo puedes enterarte de quien es el dueño? Pues señores/as, nada es fácil. Con trabajo de campo, paseando por la calle y preguntando en bares y comercios, o a los propios vecinos, si conocen al dueño de esta o aquella vivienda. Y se consigue, si sois simpáticos y amables.

Eso sí, tengamos dos dedos de frente. Si sois unos góticos, entiendo que defendáis vuestra indumentaria hasta la muerte, pero si a una abuela de San Diego le preguntáis por el dueño de una casa vestidos así, puede ser que lo siguiente que hagáis sea llamar al SAMUR del infarto que le habéis provocado a la abuela. Hoy en día todo está en causar buena impresión. Hay que ir guapos, arreglados, pero no en plan pijo, que parezca que estáis forrados, pero sí que tenéis un nivel de vida medio alto. Esto vuelve a ser un punto a vuestro favor, si el dueño piensa que no tendréis problemas para pagar, os lo alquilara de buen grado, y volvemos a tener una baza para pedir más descuento en el precio.

¿Os suena la película “De repente, un extraño”? Pues si no las habéis visto, ya sabéis… En ella podréis ver como el llegar en un Porche a visitar la vivienda hace que te la quieran alquilar a ti sin pensárselo dos veces. Luego ya podréis ser vosotros mismos… solo espero que no seáis tan malos como resulta ser después Michael Keaton.

 Cómo negociar el precio de un alquiler por internet

Conseguir más rebaja con el alquiler a largo plazo.

La gente quiere tranquilidad. Si le dices al casero que trabajas en Google, que llevas fijo 5 años y te acaban de hacer jefazo de una división, lo que te garantiza trabajo para otros 5 o 6 años y que por eso buscas un alquiler de larga duración, será mucho mejor que si le dices “Acabo de llegar a Madrid, vengo a probar suerte y si no me va bien en 5 meses me voy”. Acordaros que los contratos, aunque sean a 5 años, el inquilino se puede ir en cualquier momento. La única pega es que pierdes la fianza si no ha pasado un año.

Por cierto, frases como “voy a cuidar tu casa como si fuese mía”, “cuando me vaya, te la voy dejar mejor que cuando entre” y unas referencias de tus anterior inquilinos te harán triunfar. El teléfono de tu tío de Cuenca y de tu madre te serán de mucha utilidad si no tienes referencias reales.

Rematar la faena

Una vez que ya lo tengáis todo listo y ya tengáis una fecha para ir a firmar, hacer lo siguiente. Llamar al casero y comunicarle, que desgraciadamente os han llamado de otra vivienda que también visteis. El dueño os ha bajado el precio una barbaridad. Al parecer el otro casero no quiere a otros inquilinos, porque le gustáis un montón. Y explicarle que a vosotros os encanta realmente su casa, pero claro, el otro tipo os ha hecho una oferta irresistible. Esto se llama «una contraoferta de alquiler».

Explicarle que vuestra novia/o, pareja o lo que sea, no está dispuesto a pagar más por una vivienda de similares características por mucho que a ti te encante. Así que sugiérele que una pequeña rebaja, lo que pueda ser, podría darte argumentos para convencer a tu novio/a, pareja de que se olvide de la contraoferta de alquiler que habéis recibido. Ojo que con esto, tambien te digo que te la juegas a perder la vivienda que quieres. También es cierto que siempre puedes volver con las orejas agachadas y pasar por el aro.

Conclusión

Paciencia, mucha paciencia… que conseguir un alquiler a buen precio, lleva tiempo. Y sobre todo, recordar que la economía va y viene. Si las cosas se ponen mal, siempre podréis negociar a la baja un nuevo contrato. Si lo tenéis a 5 años, ya sabéis que el precio no se mueve durante ese periodo.

Co-fundandor de la Agencia de Marketing Wolabu. Ingenioso, creativo y siempre de buen humor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *