Si una cosa está clara, es que todos somos compradores. Pero ¿somos todos vendedores? La respuesta no puede ser otra que SÍ. Hay que reconocer que no sólo venden artículos o servicios las empresas y pequeños comercios, también nos vendemos nosotros. ¿O acaso no es cierto que en una entrevista de trabajo te estás vendiendo por encima del resto de candidatos?. La verdad es que de un modo u otro todos somos vendedores y ojo! gana el que mejor venda, ya sea sus productos como empresa o su marca personal como individuo. Así que no te pierdas este artículo sobre cómo vender cualquier cosa.

Por no hablar además de las compraventas entre consumidores. ¿Quién no ha vendido un coche de segunda mano? o más sencillo…¿quién no ha vendido algo por plataformas tipo wallapop o milanuncios? Y es que somos más vendedores de lo que creemos y cada día estamos más expuestos al mundo venta y es que internet lleva facilitando estas conexiones desde hace años. Por esta razón hemos visto conveniente escribir este post sobre cómo vender cualquier cosa. A continuación te dejamos 4 tips que te harán la vida más fácil a la hora de vender tu producto o tu sello personal. Ya seas empresa o particular, esto te interesa.

Así que no nos enrollamos más y comenzamos con el primer punto…

Utiliza palabras fuertes y genera confianza

Si quieres saber cómo vender cualquier cosa lo primero de todo es que tienes que estar seguro de lo que hablas y exponer tus ideas de forma clara y concisa. No puedes albergar dudas, claro está que si quieres vender tu coche y te preguntan algo, la respuesta no puede ser “eeeemmmm” “pues resulta que no está claro”…y un largo etcéteras de expresiones que le dan de todo menos confianza a tu posible comprador.

Si eres una de esas personas que no tienen confianza en sí misma, trabajalo!! y verás como mejora tu vida personal y profesional. Si no sabes como hacerlo, antes de enfrentarte a una negociación, piensa en un momento clave de tu vida donde te sintieras muy seguro de ti mismo y de que podías lograr aquello que te propusieras. Pues bien, tráelo a tu memoria y siente esa misma seguridad que sentiste en su día. Te ayudará a enfocar tu confianza y a evitar los miedos de la negociación.

Además gracias a la confianza podrás hablar con mayor determinación, por lo que la otra persona verá en ti una seguridad que le empujará a creer en tus palabras. La confianza está dentro de ti, sólo necesitas un poco de valor para sacarla y así aprovechar todas las oportunidades que te brindará.

No vendas lógica vende emoción

Obviamente si nos gastamos 500 € en comprar un Louis Vuitton, esto no ha sido una compra de lógica. Porque si lo que buscamos es un instrumento para transportar nuestros objetos personales, nos vale con una bolsa de Mercadona.

Y esto es así señores, compramos por pura emoción, no por lógica. Ya que si todos compramos en base a la lógica, no gastaríamos ni la mitad de la mitad. Todo son emociones, así que si estás en el lado de la venta, conecta con tu comprador y véndele la emoción de tu producto o servicio. No le cuentes el millón de especificaciones técnicas, a tu comprador no le interesa, explícale el sinfín de emociones que va a sentir gracias a tu producto o servicio. Si vendes aires acondicionados, está bien que le cuentes un poco la eficiencia energética y tal, pero sobre todo explícale cómo gracias a tu aire acondicionado se va a poder echar la siesta en el sofá de escai en pleno verano con una ola de calor de morirse y se va a sentir como si estuviera en el polo norte.

Esto va de emociones, vendas lo que vendas, producto, servicio o marca personal, piensa como tu producto puede mejorar la vida de tus compradores y dale caña.

Domina la conversación y utiliza la persuasión para cerrar acuerdos

Tal y como hemos dicho al principio, debes mostrar seguridad, así podrás dominar la conversación. Una conversación nunca debe ser difícil, sino un reto. Ya que si de mano, la vemos como difícil, mentalmente nos estamos haciendo una imagen de que van a surgir problemas, por lo que toda nuestra confianza se irá al garete. Lo más seguro es que nos pongamos a la defensiva y provoquemos un escenario de tensión. Así que aquí te dejamos un truco: “no anticipes las complicaciones”, de esta manera podremos ver las cosas con perspectiva y centrarnos en la conversación.

Segunda parte, ¿qué es persuadir? El arte de persuadir es la capacidad de influir en los demás para que acepte nuestro punto de vista de manera voluntaria. Aunque no lo creamos, estamos negociando todos los días, ya sea de manera personal o profesional. Por ello es necesario estar informado sobre tu producto y sobre tus competidores y así desarrollar una estrategia persuasiva que nos conduzca al éxito.

Pero cuidado, no debemos confundir persuasión con manipulación, ya que son cosas totalmente diferentes. La manipulación se basa en su propio beneficio sin importar las necesidades o carencias de la otra persona y la persuasión intenta fusionar los deseos del vendedor con los del comprador.

Encuentra las conexiones emocionales y utilízalas para negociar

Este punto va muy ligado al apartado 2, vende a través de las emociones. Para que exista una conexión, ésta debe ser mutua. Si se fomenta la conexión emocional se adquiere con rapidez lealtad y compromiso por parte del posible cliente. Para mejorar la conexión emocional, te damos dos truquitos. El primero, practica la escucha activa, debes conseguir que tu interlocutor se sienta escuchado. Para ello, no juzges; no interrumpas a no ser que sea estrictamente necesario; no des consejos, únicamente escucha. Y consejo número dos, cambia tu lenguaje corporal, si no lo sabes, tu lenguaje corporal transmite el 80% de la información que comunicamos, así que mucho cuidado. Si quieres mejorar tu lenguaje corporal apunta los siguientes tips. Mantén una postura relajada. Adopta un lenguaje corporal abierto, no cruces los brazos. Utiliza un contacto visual adecuado, mira a los ojos. Crea rapport, se trata de imitar el lenguaje corporal de tu cliente de manera sutil, así su cerebro interpretará de que puede confiar en ti.

Después de este artículo sobre cómo vender cualquier cosa, esperamos que os hayamos ayudado a mejorar vuestras técnicas de venta, y os invitamos a comentar. Además os dejamos a continuación otro post que puede ser de vuestro interés sobre cómo tomar las mejores decisiones estratégicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *